Imprimir
Categoría: Últimos Artículos
Visto: 830

Dentro del universo de los panes planos, el Batbout es un tipo de pan marroquí muy similar al pan pita, hay muchos panes similares pero que tienen algunas características que les

aportan matices diferentes.

En Marruecos, la cultura y la importancia del pan, es destacada, tanto en la cocina como en la religión, tradición y costumbres populares. La forma de socializar en los barrios a través del pan, con hornos comunitarios, existentes en cada uno de los barrios, donde las familias hacen sus panes dos o tres veces por semana o bien, una persona se encarga de ir por las casas a recoger y llevar esos panes al horno comunitario y cada familia marca la masa del pan para cuando regrese ya horneado. Así reconocen sus grabados en el propio pan, haciendo incisiones o puntos para diferenciarlos y que no haya problemas entre las vecinas. A cada uno le gusta su propio pan, ya que además son recetas que pasan de generación en generación.

Tienen una gran veneración por el pan como alimento que les ofrece Alá y dan gracias por ello, no tirándolo nunca, siempre lo aprovechan para otras comidas, si se encuentran un trozo de pan en el suelo, la gente lo recoge y lo pone encima de cualquier ventana o parte alta para que no lo pisen, en caso de que se les caiga al suelo mientras están comiendo en su casa, lo sacuden y se lo comen, si ha caído en alguna parte demasiado sucia lo sacuden y se lo dan a los animales de la casa. Nunca se tira el pan. En algunos paises de habla Hispana, algunos acostumbran al caer un trozo de pan, recogerlo del suelo darle un beso antes de tirarlo, por representar el cuerpo de Cristo. Unas historias verdaderamente muy curiosas y siempre ligadas con las religiones católica y musulmana, por lo que representa el pan como símbolo espiritual para ambas.

La curiosidad de este pan marroquí, es que se cocina en sartén. Muy sencillo.

panbatbout

Receta

Ingredientes

Para 6 panes

200 gramos de harina de fuerza
50 gramos de sémola de trigo
3 gramos de levadura seca de panadería (o 5-6 gramos de levadura fresca)
3 gramos de sal
165 gramos de agua.
Elaboración
Puedes hacer la masa en la amasadora o a mano, estas cantidades de ingredientes se manejan muy bien, la masa se hace con mucha facilidad aunque hay que amasar unos minutos, anímate que ‘engancha’.

Pon en un bol la harina, la sémola y la sal. Si utilizas levadura fresca, disuélvela en un poco de agua tibia o deshazla en la harina frotándola con la yema de los dedos, nunca debe entrar en contacto con la sal. Si utilizas levadura seca, incorpórala a la harina directamente.

Finalmente añade el agua, según la calidad o poder de absorción de la harina, pueden variar las necesidades de agua, mejor empezar poniendo un poco menos e ir añadiendo más si al amasar ves que le falta. Del mismo modo, si la masa queda muy seca, puedes necesitar añadir más cantidad.

Mezcla hasta que todos los ingredientes se hayan unido y pasa la masa a la superficie de trabajo, amasa durante seis u ocho minutos, hasta obtener una masa elástica, fina y homogénea, apenas pegajosa. Déjala reposar unos 15 minutos, tapada, mientras preparas una superficie para dejar los panes formados, con teflón, silpat o similar, ligeramente espolvoreado con harina.

Divide la masa en seis porciones y dales forma de bola en la mesa de trabajo ligeramente enharinada, después aplánalas hasta dejarlas con un grosor de 1/3 parte del resultado que esperas. Se pueden hacer más finos o más gruesos, según con qué se vayan a servir, nosotros hacemos el pan Batbout más grueso si es para rellenar y más fino si es para mojar en una salsa o dip.

Paso a paso

Coloca los panes formados en la superficie preparada, cúbrelos con un paño y déjalos fermentar durante una hora aproximadamente, en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Pasado este tiempo, pon a calentar la plancha o sartén para hacer el pan, la temperatura debe ser un punto superior a la temperatura media.

Unta la plancha con un poco de aceite de oliva virgen extra, ayudándote de un pincel o de una servilleta de papel. Cuando la plancha esté caliente, pon los panes en tandas adecuadas a su capacidad, verás que durante la cocción se van hinchando. Dales la vuelta dos o tres veces durante la cocción y al retirarlos, ponlos en un plato abrigados con un paño.

Puedes disfrutar del pan Batbout recién hecho (y también una vez frío), como acompañamiento de la comida o para rellenarlo de una combinación de ingredientes, pollo, falafel, lechuga, hummus, aguacate…. ¡Buen provecho!

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account