Aunque el desayuno no es imprescindible y pasar por alto el mismo no nos va a matar, hay muchas personas que como yo, deciden desayunar cada día. Para que podamos realizar una

primer comida adecuada con buenos nutrientes, hoy dejamos 59 recetas saludables que puedes probar cada mañana.

Batidos y smoothies bowl

 

Los smoothies tradicionales o en cuenco también llamados smoothies bowl así como otras preparaciones nos permiten lograr un desayuno completo sin más, es decir, no necesitamos más que un recipiente para lograr una primer comida diaria completa y nutritiva.

Los desayunos en forma de batido son una de mis preparaciones preferidas, sobre todo, por la sencillez y facilidad con que nos permiten resolver esta comida. Además, admiten muchas variantes tales como un smoothie bowl vegano de piña y coco, de fresas, plátano y queso fresco con avena, verde de kiwi, rúcula y avena, de mango y plátano con semillas y frutos rojos, acai bowl o tantos otros smoothies bowl como nuestra imaginación y destreza en la cocina nos permita crear.

Si queremos batidos para beber y no para comer con cuchara, también tenemos muchas opciones tales como batido de chocolate, dátiles y avena totalmente vegano y sin azúcares añadidos, batido verde ideal para acompañar de unas tostadas de pan integral, smoothie de crema de cacahuete y mermelada de fresamuy completo y también vegano, de kiwi, aguacate y pera y de fresa, aguacate y queso rico en proteínas.

6. Vasitos en todas sus variantes

saludable

Al igual que los smoothies bowl, los vasitos incluyen simultáneamente frutas, lácteos, frutos secos o semillas y cereales, por lo que nos permiten resolver un desayuno sin mayor complejidad y lo mejor, podemos dejarlos listos desde el día previo.

Así, podemos realizar para el desayuno variedad de vasitos como por ejemplo, de yogur y pomelo con textura crujiente, de chía, coco y frutos secos, de mango, yogur y semillas de chía, de yogur, fresas y semillas de chía con crujiente de avena, de chocolate y chía con yogur o de café, chocolate y semillas de chía para los más golosos y amantes del chocolate, pero sin azúcar añadido.

5. Porridges o gachas para todos los gustos

Cociendo un cereal o legumbre en un líquido podemos lograr un sabroso plato de gachas o porridge al cual sumando frutas, semillas y más lo completamos para desayunar con todos los nutrientes en una sola preparación.

Los porridges o gachas son una de mis recetas preferidas en otoño e invierno, cuando las temperaturas descienden, ya que quedan muy bien tibios así como fríos. Podemos realizar un clásico porridge de avena con plátano o de avena con frutas, de quinoa con leche a la cual recomendamos reemplazarle el azúcar por endulzante, de cuscús con frutas, o bien, porridge escocés con mango caramelizado, vegetariano con leche de almendras y semillas de chía, de quinoa con chocolate amargo y fruta o de quinoa con manzana y canela.

4. Galletas para sumar al desayuno

A diferencia de las preparaciones anteriores que servían como desayuno completo a pesar de ser un único plato, con las galletas deberemos completar la comida sumando líquidos por ejemplo y en muchos casos fruta fresca si la galleta no la contiene.

Podemos elaborar en casa variedad de galletas, pero hemos seleccionado las recetas más sanas como son estas sin azúcares añadidos de avena y frutos secos, de avena y manzana, de avena, plátano y almendras, de avena y manzana sin huevos ni lácteos o de plátano y coco con pipas de girasol sin harinas.

Para los amantes de las galletas saladas podemos también preparar versiones sanas en casa para acompañar con queso fresco o crema de cacahuete casera y un vaso de leche. Por ejemplo, galletas de semillas y avena, de pulpa de zumo de fruta, de garbanzos y zaatar o de sésamo y parmesano.

Y si buscamos galletas con un extra de proteínas podemos elaborar paleo galletas de chocolate y nueces o galletas fitness de chocolate con yogur y avena en su interior.

3. Tostas o tostadas para amantes de lo salado

Sobre una rebanada de pan tostado, en lo posible casero e integral o de grano completo, podemos colocar variedad de ingredientes para crear un sano desayuno recomendable especialmente para quienes como yo, son amantes de lo salado.

Así, podemos elaborar tostas de aguacate, atún y mango, de rúcula, pera, rabanitos y queso, de paté de berenjena con bacalao ahumado, de pan centeno y nueces con queso fresco, espinacas baby y melocotón, de albaricoques asados con queso de cabra o de palta y queso con zanahorias marinadas y anchoas.

2. Barritas para desayunar fuera de casa

Si desayunas fuera de casa y lo más práctico es llevar una barrita sana para acompañar con una infusión y una fruta fresca, lo mejor es elaborar nuestras propias versiones en casa un día a la semana y refrigerar o guardar en lugar fresco y seco para el resto de los días laborales.

Así, podemos elaborar barritas de avena y frutas con especias con muy poca cantidad de azúcar, barritas de pan de pipas si quieres una opción salada pero rica en fibra, barritas energéticas de orejones sin cocción, barritas de amaranto, avena, almendra y chía, de avena y zanahoria y si buscas una receta muy muy fácil y rápida, barritas de avena y dátiles.

1. Hotcakes súper rápidos

Las tortitas son ideales para un desayuno en casa, para elaborarlas justo antes de consumir y acompañarlas con un vaso de leche o un té y variedad de frutas frescas o secas.

Algunas recetas muy sencillas y sanas son tortitas de calabaza y avena, de avena y plátano, veganas de plátano pero con un buen aporte proteico, o de plátano con dos ingredientes, todas ellas sin azúcares añadidos

Seguinos en Redes Sociales

Seguí nuestras historias, videos y recetas en tus redes sociales, Le ponemos pasión al origen del lenguaje universal: La Cocina regional de cada nación. Un lenguaje que une pueblos alrededor de una mesa, uniendo familias.

Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram ! Seguinos en Youtube Whatsappeanos! Envianos un email! Contanos la historia de tu pueblo !

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account