El wok (kuo en el idioma mandarín) es un utensilio de cocina originario de China. Podríamos decir que es una especie de sartén ligera, redonda, profunda y con asas. El tamaño medio suele

ser de 30 cm o más de diámetro. Suele estar hecha de acero, hierro fundido e incluso se encuentran ejemplares de aluminio. Se emplea para saltear los alimentos mediante un movimiento constante denominado en la gastronomía china “cantonesa” de esta forma los alimentos mantienen su sabor y su olor intactos. Es el responsable del Aliento de Dragon un sabor logrado en un wok gracias a las altas temperaturas de cocción.

Las paredes curvadas proporcionan la posibilidad de que ningún alimento quede pegado en su superficie, y si lo hace la temperatura es bastante inferior a la del fondo y, por lo tanto, no se quemará (dando lugar a un cambio de sabores). La forma permite además remover los alimentos en diferentes partes de la sartén sin que exista peligro de que se vuelque o se desborde.

Dispone también de una tapa opcional y una rejilla, que hacen a veces de grill y de olla al vapor, ya que el wok, nos permite preparar los alimentos de diversas formas: estofados, fritos, a fuego lento, al grill, además de al vapor. Se puede decir que el wok hace a veces de sartén y de olla, y permite cocinar ingredientes de bastante tamaño, gracias a su forma y capacidad de espacio.

Otra gran ventaja es que distribuye de manera más uniforme y suave, el calor intenso que se acumula permite que los alimentos se cocinen en menos tiempo, y además requiere menos aceite, por lo que es uno de los métodos de cocción más rápidos y saludables, respetando vitaminas y minerales.

curarwok

Cómo curar el wok 

1. Este procedimiento es necesario para formar una capa protectora que permite protegerlo de la oxidación. 
2. Los woks suelen traer una fina capa de aceite que, precisamente, es lo que evita la oxidación.  Si bien algunos traen las instrucciones del fabricante, en general alcanza con lavarlos dos o tres veces con agua caliente.  También se sugiere lavar con agua, un poco de detergente y la ayuda de una esponja que no sea de metal. Esta será la única vez que se lave el Wok con detergente!
3. Una vez seco, hay que untarlo bien con aceite de cocina.  Los recomendados son: aceite de maní, de maíz o de soja.  Otros tipos de aceites, como el de oliva o de sésamo NO deben utilizarse.
4. Llevarlo a fuego fuerte hasta que quede bien negro.  Algunos sugieren hacer este paso en dos o tres días hasta que quede suficientemente negro.
5. Luego de este paso, el wok ya está curado! 
6. Se vuelve a untar con aceite y se guarda de esta manera.

NOTAS:

  • Durante el proceso de curado hay que tener en cuenta que el Wok va a humear mucho y puede desprender monóxido de carbono. 
  • Por tal motivo, se debe abrir las ventanas o la puerta de la cocina para que se ventile. 
  • Si fuera posible, es mejor hacerlo al aire libre.

Cómo limpiar el Wok

  1. Al terminar la cocción, lavarlo bien con un chorro de agua caliente y usar preferentemente una escobilla de bambú o una esponja no metálica. 
  2. Jamás lavarlo con detergente!
  3. Se puede engrasar con un pincel y secar.

Cómo conservar el Wok

  1. Una vez limpio tendremos que secarlo en fuego las primeras veces para asegurarnos que no queden restos de humedad que puedan convertirse en oxido.
  2. Luego pasar en toda la superficie del Wok  un poquito de aceite y desparramarlo con una servilleta de papel.  Este paso se repite siempre.
  3. Guardarlo sin sacar el aceite.

Como cocinar en un Wok

  1. Una de las grandes ventajas que presenta el wok a cualquiera que quiera cocinar con él es que se puede cocinar con muy poquito aceite, lo que implica preparar platos bajos en grasa. A su vez, en este tipo de sartén podés preparar todo tipo de alimentos (carnes, verduras, pescados…) y preparar diferentes platos, con independencia del tipo de cocina que más te guste.
  2. Lo más común es utilizar una o dos cucharadas de aceite, dependiendo el plato que querés hacer pues utilizás un tipo de aceite u otro, y éste se impregna también en las paredes. Para ello, o movés el wok o podés utilizar un pincel de cocina para que se engrasen.
  3. Para conseguir la mejor textura y cocción de cada ingrediente, si usás el wok tenés que seguir las indicaciones de la comida asiática. Es importante echar los ingredientes por tandas pequeñas para que estos queden en el punto perfecto, todos y cada uno de los ingredientes que usés.
  4. Normalmente, los alimentos que se preparan en wok suelen dejarse con una textura un poco más crujiente. Si se quiere más cocida, sólo hay que que cubrir el wok con su tapa y se asarán en menos tiempo.

Puede suceder que no cocinemos con el Wok durante un tiempo y encontramos que está un poco oxidado.  A no desesperar! Hay una forma de arreglarlo para poder volver a usarlo.

  1. Limpiar bien todo el óxido con agua, jabón y una buena esponjita.
  2. Proceder a curarlo, como si fuese nuevo.
  3. Usar, limpiar y guardar como se indicó en los puntos anteriores.

Seguinos en Redes Sociales

Seguí nuestras historias, videos y recetas en tus redes sociales, Le ponemos pasión al origen del lenguaje universal: La Cocina regional de cada nación. Un lenguaje que une pueblos alrededor de una mesa, uniendo familias.

Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram ! Seguinos en Youtube Whatsappeanos! Envianos un email! Contanos la historia de tu pueblo !

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account