Cuenta la leyenda que el origen de esta tarta se debe a una sirena llamada Partenope, que una vez por año visitaba el Golfo de Posillipo. Los napolitanos, para homenajearla le regalaban trigo,

huevos, agua de flores de naranjo y otras materias primas que siete vírgenes pasaron a buscar. La sirena, en agradecimiento, recibió de ellos la pasta frola, que a su vez, obsequió a los napolitanos.

Pero más realista es la historia que afirma que unas religiosas la inventaron en el convento de San Gregorio de Armeno. La pasta frola trascendió los muros del convento y se difundió por la región. Pero su fama llegó cuando el carruaje del marqués de Rubis rompió una rueda durante un viaje y debió pedir ayuda a unos campesinos, que mientras lo auxiliaban le hicieron probar la tarta. Tanto le gustó al noble, que la llevó a la corte de los Borbones. Se cuenta que la reina María Teresa de Austria, esposa de Fernando II de Borbón, apodada con el mote de "la Reina que nunca sonríe", probó la pasta frola y exhibió una gran sonrisa.

En Sudamérica, la pasta frola llegó de la mano de inmigrantes italianos y en su preparación se usa membrillo para el relleno, siendo esta tarta la mejor compañía para tomar un buen mate o un te.

Ingredientes

Para el relleno:

  • Agua caliente (para aligerar) 100 cc
  • Dulce de membrillo 500 g
  • Vino Oporto 50 cc

Para la masa:

  • Harina 0000 400 g
  • Polvo leudante 10 g
  • Esencia de vainilla 1/2 cdita.
  • Azucar 180 g
  • Huevos 2 Unidades
  • Manteca 200 g
  • Ralladura de limón 1/2 Unidad
  • Sal 1/2 cdita.

pastafrola

Paso a paso

  • Para comenzar, colocamos la manteca pomada junto con el azúcar y batimos enérgicamente con cuchara de madera o batidor hasta blanquear la preparación.
  • Perfumamos con la esencia de vainilla y la ralladura de limón.
  • Añadimos los huevos y batimos hasta obtener una crema.
  • Tamizamos la harina con la sal y el polvo leudante  y hacemos una corona con la harina.
  • Colocamos  el batido en el centro y unimos los componentes sin amasar. Podemos hacerlo con la ayuda de dos cornes o espátulas o bien con las manos tratando de no transmitirles mucho calor.
  • Frezamos la masa una o dos veces hasta homogeneizar.
  • Formamos un cuadrado y cubrir con film y dejamos enfriar en heladera antes de usar. La masa se puede conservar hasta 3 días en heladera o 2 meses en freezer.
  • Esta masa puede confeccionarse íntegramente en procesadora incorporando los ingredientes  en el mismo orden que manualmente.
  • Para el relleno, cortamos el dulce en cubos, calentamos junto con el agua y el vino a fuego suave. Removemos hasta lograr una pasta. Dejamos enfriar antes de armar la tarta.
  • Para el armado, estiramos ¾ de la masa con la ayuda de un palote hasta lograr unos 5 mm de espesor.
  • Luego, forramos una tartera de 26 a 28 cm diámetros.   Apretamos ligeramente la masa sobre los bordes de la tartera y cortamos el excedente.
  • Unimos la masa sobrante a la que reservamos y estiramos hasta lograr 5 mm de espesor. Cortamos bandas de 2 cm de largo. Pincelamos con huevo batido.
  • Rellenamos la tarta con el dulce de membrillo y alisamos.
  • Trazamos un enrejado con las tiras de masa.
  • Horneamos a 180°C durante 40 a 45 minutos.
  • Dejamos enfriar y servimos.

Te dejamos un articulos sobre masas quebradas para que practiques tu tecnica

BRISÉE, SUCRÉE Y SABLÉE. LAS MASAS QUEBRADAS (RECETAS Y TÉCNICAS FÁCILES)

Seguinos en Redes Sociales

Seguí nuestras historias, videos y recetas en tus redes sociales, Le ponemos pasión al origen del lenguaje universal: La Cocina regional de cada nación. Un lenguaje que une pueblos alrededor de una mesa, uniendo familias.

Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram ! Seguinos en Youtube Whatsappeanos! Envianos un email! Contanos la historia de tu pueblo !

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account