Los huevos Benedict es una receta típica de la ciudad de Nueva York que ha conquistado el desayuno de cientos de restaurantes por todo el mundo. Hablar del origen de la receta de los

huevos Benedict es caer en terreno de mitos y leyendas, ya que son varias las historias que reclaman la verdad sobre dónde nacieron. Si bien algunas apuntan a un origen casi familiar, lo cierto es que la popularidad le llegó tras ser adoptada en la carta del mítico Waldorf Hotel.

En esta historia, un bróker retirado de Wall Street, Lemuel Benedict, llegó al Waldorf en busca de un desayuno capaz de curarle la resaca. Exigió unos huevos escalfados sobre una tostada, cubiertos por panceta y un poco de salsa holandesa. A partir de entonces, los huevos Benedict ocuparon un lugar en los desayunos de este prestigioso hotel, eso sí, cambiando la tostada por un muffin inglés, y de allí saltó al mundo entero.

Receta

Ingredientes

Huevos

  • 3 panes de muffin enteros (English Muffins)
  • 3 rebanadas de panceta/bacon o salmón
    3 huevos enteros super frescos

Salsa holandesa

  • 3 yemas de huevo muy frescos
  • 200 grs mantequilla
  • jugo de 1 limón
  • pimienta roja, sal al gusto
  • eneldo picado

huevosbenedict

Paso a paso

La salsa holandesa

  1. Primero preparamos la salsa mezclando las 3 yemas de huevo con el zumo de limón y una pizca de sal. Batimos energicamente hasta montarlas.
  2. Derretimos la mantequilla a fuego muy lento. Una vez derretida y sin remover, con la ayuda de una espumadera le retiramos la espuma que surge al batir. Retiramos la mantequilla del fuego y la reservamos.
  3. Al bowl de las yemas vamos añadiendo muy poco a poco la mantequilla mientras vamos batiendo rítmicamente . Lo mejor es que la salsa se conserve siempre caliente porque de lo contrario es fácil que se corte, así que lo ideal es hacerlo al baño maria o un pequeño truco es añadir un poco de clara de huevo. Para terminar añadimos la pimienta.

Los huevos

  1. Colocar la sartén en el fuego con agua, sal y vinagre blanco para que ayude a cuajar.
  2. Es necesario cocinar los huevos uno por uno. Romper el huevo y colocarlo en el agua hasta que cuaje (por aproximadamente dos minutos). Podes ayudarte con una cuchara para evitar que la clara se expanda. La clara debería quedar dura y la yema blanda.
  3. El agua no debe hervir. Cuando esté listo, escurrir el líquido con una espumadera.
  4. Colocar una rebanada de panceta/bacon o salmón ahumado, encima de cada muffin luego u huevo escalfado y finalmente cubrir con salsa holandesa y eneldo picado.

Seguinos en Redes Sociales

Seguí nuestras historias, videos y recetas en tus redes sociales, Le ponemos pasión al origen del lenguaje universal: La Cocina regional de cada nación. Un lenguaje que une pueblos alrededor de una mesa, uniendo familias.

Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram ! Seguinos en Youtube Whatsappeanos! Envianos un email! Contanos la historia de tu pueblo !

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account