• slide07.jpg
  • slide08.jpg
  • slide09.jpg
  • slide10.jpg

Bizcochos de Soletilla. La base de un buen Tiramisú (Receta)

Los bizcochos de soletilla son utilizados en multiples preparaciones de pasteleria. Estos pequeños bizcochitos alargados son deliciosos por sí solos, o acompañando un te, café con leche o un chocolate. Como absorben muy bien todo tipo de líquidos se usan con frecuencia como base para todo tipo de postres, como el tiramisú italiano, en el que empapados de café sirven de base para capas de crema de mascarpone.

Su origen procede de unos bizcochitos italianos, el biscotto savoiardo o galleta saboyana, en plural savoiardi y son un tipo de bizcocho internacionalmente conocido. En francés una masa de bizcocho similar se denomina bizcochos de cuchara (Biscuits à la cuillère), mientras que en inglés son lady finger, literalmente dedos de dama.

Si en vez de darles forma alargada extendemos la masa sobre la bandeja del horno o en un molde de bizcocho tendremos una estupenda base para tortas que puede emplearse por ejemplo en el brazo de gitano.

soletillas

Receta

Ingredientes

  • 1/2 taza de harina
  • 5 cucharadas de maicena
  • 3 yemas de huevo
  • 3 claras de huevo
  • 9 cucharadas de azúcar

Paso a paso

  1. Precalentamos el horno a una temperatura de 200ºC.
  2. En primer lugar, tamizamos la harina y la mezclamos con la maicena. Reservamos.
  3. Por otro lado, batimos las claras con seis cucharadas de azúcar hasta que queden espesas y brillantes.
  4. Seguido, batimos las yemas con tres cucharadas de azúcar. Añadimos las claras a las yemas y mezclamos bien.
  5. Incorporamos a la mezcla anterior la harina y la maicena y removemos con ayuda de una espátula.
  6. Metemos la mezcla en una manga pastelera y, sobre una bandeja con papel de horno, vamos dibujando dedos de unos diez centímetros.
  7. Horneamos nuestras soletillas durante 10 minutos a 200ºC. Pasado el tiempo, dejamos enfriar en la bandeja.
  8. Por último, derretimos el chocolate y bañamos en él los dos extremos de cada soletilla.

Las Soletillas se pueden usar en infinidad de postres, entre otros el Tiramisú  pero podes simplemente sumergir los extremos en chocolate, semiamargo, de leche o blanco y dejar secar, especiales para la tarde de té

Visto 364 veces

Los mas leídos